Bienvenidos a Peregrinus, un espacio en el que encontrarse con el arte a través de hermosas fotografías. Todas las imágenes han sido tomadas por mí. Salgo de excursión siempre que puedo, visitando castillos, fortalezas, monasterios, palacios y museos, los lugares que más me gustan. Espero que este pequeño rincón os haga pasar un rato agradable. ¡Muchas gracias por vuestra visita!


Château de Peyrepertuse

El castillo de Peyrepertuse se encuentra en la localidad de Duilhac-sous-Peyrepertuse, en la región del Languedoc-Roussillon. Fue un importante castillo cátaro, clasificado como uno de los cinco hijos de Carcasona, junto con el castillo de Quéribus, que se ubica a 7 km de distancia. El castillo se encuentra edificado en una cresta rocosa de unos 400 m de longitud, a una altitud sobre el nivel del mar de 800 msnm, posición estratégica que permite vigilar los diferentes valles que lo rodean, controlar diferentes puertos de montaña y comunicarse con el castillo de Quéribus. La primera mención al castillo es del año 1050, donde se cita que pertenece al condado de Besalú. En el año 1162, la fortaleza pasa a pertenecer al condado de Barcelona. En la cruzada albigense, Guillem de Peyrepertuse no quiso someterse y fue excomulgado en el año 1224. Después del fracaso del sitio de Carcasona, Guillem finalmente se sometió y el castillo pasó a ser de propiedad real francesa en noviembre de 1240. Peyrepertuse desarrolló un importante papel como bastión defensivo y estratégico de la frontera sur del reino francés. Declarado lugar fronterizo por el Tratado de los Pirineos (1659), Peyrepertuse fue ocupado por una pequeña guarnición comandada por oficiales subalternos hasta ser abandonado definitivamente durante los primeros años de la Revolución francesa. Vendido como Bien Nacional en 1820, no es hasta el año 1950 que se inician las primeras campañas de consolidación del monumento.

La amplitud de sus muros y la calidad de sus construcciones hacen del castillo de Peyrepertuse el más importante conjunto y el más remarcable ejemplo de arquitectura militar del Languedoc. Tiene una longitud de 300 m por 50 m de ancho. El primer recinto es donde encontramos las construcciones más antiguas. Solo es accesible a través de una pequeña puerta de entrada defendida por una barbacana. De planta triangular y rodeado por una muralla de 102 m de longitud flanqueada por torres semicirculares, está constituido por un patio central alrededor del cual se apoyan las diversas construcciones: las más destacadas son la torre del homenaje y la capilla de Santa María. Esta capilla, con una pequeña habitación adosada, era a la vez un lugar de culto y de refugio. Encima de un estrecho promontorio de la cresta montañosa, en la zona norte, encontramos edificado el castillo de San Jorge. Es una fortaleza dentro de la fortaleza. La escalera de acceso, llamada escalera de San Luis, está construida al borde de un impresionante precipicio; se accede por un tramo de unos sesenta escalones tallados en la roca. (Información extraída de la wikipedia).



















Ubicación geográfica


Visita: 14/08/2012

5 comentarios :

  1. Para que os hagáis una idea de la distancia que hay entre los dos castillos, y de lo imponentes que son, he marcado dos fotografías con un círculo. En la primera podéis ver Peyrepertuse desde el castillo de Quéribus. En la última es al revés: véis Quéribus desde Peyrepertuse.

    ResponderEliminar
  2. Peyrepertuse y Quéribus: dos magníficos castillos cátaros que me encantaría visitar un día (y espero hacerlo, cuando organice una nueva ruta por la región). Las fotos del ascenso y los caminos de acceso me han recordado enormemente a Montségur, así como el asombroso paisaje que dominan. Además, es que no sé qué tienen estas fortalezas que dentro de ellas se respira un misticismo especial, propio de quienes fueron sus pobladores. Por otra parte, lo de que se divise un castillo desde el otro debe de ser una pasada... Me ha traído a la memoria los cuatro castillos de Lastours, también en Languedoc-Rosellón, sobre sendas colinas gemelas. ¡Ay Beldz, cómo envidio que tengas relativamente cerca de casa todas estas joyas medievales! :)

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que sí que es una pasada que se divisen los dos castillos. El que más impresiona es el de Peyrepertuse visto desde Quéribus. Creo recordar que si había buena visibilidad también se llegaba a ver el de Aguilar, otro castillo cátaro de la zona que aún no he visitado. Tampoco he visitado el de Montségur, y eso que le tengo muchísimas ganas. Más o menos ya tengo pensada la ruta: subiría por Puigcerdà hasta Foix, donde tendría el hotel. ¿Has subido a Lastours? ¡Qué pasada! Me los apunto para una posible salida futura :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Montségur te va a encantar también. Ya el pueblecito a sus pies, con un pequeño museo de los cátaros y sobre la historia del castillo, tiene un encanto enorme. Y el aura que se respira cuando llegas al castillo es incomparable. Foix queda como a unos 20-30min en coche, si mal no recuerdo, y aunque es un pueblo más grande, también mola mucho. Además, su fortaleza es impresionante, ya verás.

      Lastours sólo los conozco por fotos; es otro de los muchos enclaves del país cátaro que desearía conocer. Ya puestos, dado que planeas ir haciendo rutas por la zona, te animo a conocer Toulouse, la capital del departamento, que es una ciudad muy acogedora y con muchos atractivos.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Me gustaría ir pronto a Montségur, ahora que ya hace buen tiempo. Además, leyendo tus comentarios... ¡como para demorarlo mucho! En Foix me encantaría visitar su castillo, ya lo tenía fichado desde hace años. Tomo nota de Toulouse. Ahora mismo prefiero visitar la zona que tengo más cerca. Cuando la termine subiré más arriba :)

    ResponderEliminar